/Pasos para ser un sabio emprendedor

Pasos para ser un sabio emprendedor

Dicen que un loco es un soñador sin resultados, sin embargo al soñador que tiene resultados dicen que es un genio. Me encanta este juicio de la sociedad, ya que engloba lo que todo emprendedor representa antes de ser un empresario. Un emprendedor con una gran idea, con un gran sueño y habiendo planificado, organizado, ejecutado todo, pero, sin resultados, termina siendo solo un soñador, un loco.

Creo que muchos hemos pasado por esta etapa de la vida, existen personas que lo han intentado una y otra vez. No sé en qué etapa estés, pero te animo a que sigas intentando, pero, no de la misma forma, sino de una forma diferente, por hoy comparto algunos pasos para emprender sabiamente.

El PRIMER PASO

Yo llamo a este paso De la Idea a la Visión, Del Sueño a la Realidad

Una idea son unos o varios conceptos, estructuras y moldes fragmentados que deben ser puestas en orden para que puedan ser vistas claramente y se conviertan en una visión de vida, y por sobre todo debe haber una razón para hacerlo.

¿Y por qué una visión?, quiero que comprendas que una visión es una gran idea, a veces no es una gran idea porque no tiene una visión, o para peor no está ligada a ninguna. Para que una idea de negocios sea realmente una gran idea, la misma debe de apasionarte y por sobre todo debes entender del tema.

Las grandes empresas que existen hasta hoy tienen visión, una misión y valores que son las que rigen, y para los especialistas en gobierno corporativo, es lo que hace que la empresa trascienda generaciones y sea sostenible, como sustentable.

Hace 10 años atrás llegó la fiebre de la estrategia corporativa, donde los directores de las  empresas estaban obsesionados por saber la visión, misión y valores de su organización, pero no era algo que se inventó en el momento, era algo que siempre estuvo, como consultores en el área, realizamos jornadas para obtener la información suficiente para luego redactar la estrategia corporativa. Pero la visión siempre estuvo ahí.

A que quiero llegar con esto, la visión es aquello para lo cual naciste y debe estar ligada a tu idea.

DESCUBRIENDO MI VISIÓN para ver si la idea es buena, agradable y perfecta.

Las preguntas más importante es esta etapa son ¿Quién soy? ¿Y qué se hacer?

Debes comprender tu propósito o tu visión de vida, como quieras llamarlo. Comprender para qué naciste, para qué fuiste creado. Y existen tres elementos que determinan tu propósito.

Primer Elemento

Valores Centrales, son aquellas cosas a las que les pones un valor y no te doblegas ante él. Por ejemplo, yo puedo valorar la honestidad, inclusive si yo soy deshonesto, pero si a mí una persona me miente, esa persona probablemente dejará de existir para mí. Existen varios valores, pero para que comprendas mejor es algo a lo cual ponemos un precio y “vale” más que otras cosas. Es ahí donde esta nuestro tesoro, porque dice que donde están nuestros tesoros, ahí está nuestro corazón.

Segundo Elemento

Dones y Talentos. Los dones son los regalos con lo que viniste al mundo y son el fundamento de los talentos, o en otras palabras el impulsor y perfeccionador de tus talentos. El don ya está dentro de ti y se demuestra a través de los talentos. Los talentos son aquellas cosas que hacemos, pero con un fin para otras personas y no para nosotros mismos. El hacerlo nos hace sentir plenos e identificados, nos brinda seguridad en nosotros mismos y somos autoridad en lo que hacemos.

Tercer Elemento

Historia de Vida, donde los acontecimientos tanto buenos como malos de nuestra vida desde que nacemos hasta el día de hoy, nos edifican, fortalece y nos brinda sabiduría (saber vivir), que va más allá del conocimiento. Yo puedo conocer cosas, pero cuando las aplico las entiendo y al entender soy sabio. En la vida estudiamos cosas, nos encontramos con varios tipos de personas, tuvimos acontecimientos específicos, que formaron nuestro carácter y aprendimos a ser quienes somos y a hacer cosas. Este análisis nos revela de dónde venimos y dónde estamos. Explica quiénes somos hoy y lo que valemos. De aquí en adelante debes de escribir tu historia.

Para cada elemento debes de hacer una introspección y comprender que una vez que se entrelazan los elementos puedes encontrar el puntapié de tu propósito/visión de vida. Este es un ejercicio que debes hacer antes de tomar la decisión de emprender.

Cuando tengas tu visión más clara, ve si la idea que decides llevar a cabo está ligada a tu visión y por sobre todo ligada a tus valores. Estos ejercicios puedes profundizar y hacerlos mejor entrando en mi blog www.oscarmorinigom.blogspot.com de forma gratuita, ve al buscador y busca todo lo relacionado a propósito. Ahí encontraras herramientas que te ayudarán a encontrar tu propósito de vida.

Te recuerdo no hay nada peor que hacer algo por ilusión (idea vana) y codicia (hacerlo por dinero), lo mejor que puedas hacer es algo en lo cual te desarrolles personal y profesionalmente, donde te sientas pleno con tus dones, talentos y valores; el dinero sigue a las cosas que se hacen con pasión, excelencia y amor. Sigue intentando y nos vemos en la próxima edición, donde veremos en vale el esfuerzo.

Oscar Emilio Morínigo

Déjanos un comentario