/Los hijos, ese motor que nos impulsa a seguir

Los hijos, ese motor que nos impulsa a seguir

«Ser mamá nos cambia la vida, nos hace crecer, entender que no todo es tan fácil como parecía serlo, y nos impulsa a sacar lo mejor de nosotras para poder guiar y acompañar a nuestros hijos en su camino», asegura Angie Leiva, una joven madre que soñaba con ser nutricionista, pero su rol de mamá la guió por nuevos sueños.

Desde pequeña, Angie se sintió atraída por el arte de crear con las manos y realizar manualidades era su hobby. En su adolescencia, luego de conocer de cerca a muchas personas con enfermedades a causa de la obesidad, en ella nació el anhelo de seguir la carrera de nutrición para ayudar a la gente a llevar una vida sana. Más tarde, con el compromiso de ser mamá, ingresó a la universidad, pero por falta de tiempo y dinero tuvo que abandonar.

“Siempre fui muy habilidosa con las manos, pero mi sueño era ser nutricionista, ayudar a la gente a cuidar su salud, a pesar de ser mamá de una nena 3 años y trabajar en una empresa privada, ingresé a la facultad, no obstante por el peso de no tener tiempo para mi hija y que el dinero ya no me alcanzaba, abandoné la universidad», relata.

Convencida de que los hijos siempre pueden impulsarnos a ser mejores, atrevidas y sabias, Angie Leiva, tomó como una oportunidad, sus manos habilidosas. Bajo el nombre «Dulce Limón», comenzó a crear innovadores accesorios llenos de vida y glamour.

“Desde casa y cerca de mi nena, comencé a crear todo tipo de accesorios, luego a través de mi página en facebook, empecé a promocionarlos. No fue fácil darme a conocer, pero luego de mucho trabajo y teniendo como motor principal a mi hija, logré posicionar mi marca», expresa emocionada.

Hoy, hace 5 años que Angie Leiva, impulsada por el amor de madre, se aventuró a emprender un negocio que hoy le permite estar presente en las actividades de su hija y vivir de ello.

“Aprendí a encontrar un lado dulce a toda adversidad, a pesar de los momentos a sabor ácido que pasamos en ocasiones, siempre hay algo bueno que rescatar de ello, por eso decidí ponerle el nombre Dulce Limón», concluye Angie Leiva.

Asegura que en esta crisis tuvo que dar un giro a su negocio para sobrevivir, actualmente se está enfocando principalmente en la fabricación de tapabocas personalizados.

#Contacto: 0982664522

Déjanos un comentario