/El chipero paraguayo que conquista playas argentinas

El chipero paraguayo que conquista playas argentinas

Él es Diego Molina, un joven paraguayo de 26 años que vende chipa sin gluten en las playas de Pinamar, causando revuelo entre los turistas.

“Mis viejos viven en Buenos Aires y yo me vine acá después del primer verano que incursionamos con la chipa. Fue en 2014. Vinimos con mi papá en camioneta a probar una mercadería que habíamos hecho en Buenos Aires. Trajimos 1.000 chipa y en un fin de semana vendimos todo. A partir de ahí decidí instalarme todo el verano y luego durante el año”, relató el joven

En aquella temporada, Diego y su papá encontraron un nicho comercial al que ningún vendedor ambulante le había puesto el ojo. Y fue así que se convirtieron en los primeros en vender chipa con éxito en Pinamar.

“A medida que pasó el tiempo el negocio se fue expandiendo y nosotros también decidimos invertir para que la mercadería sea del día, fresca, y podamos –además de vender en el Partido– distribuir al resto de la Costa Atlántica”, sostuvo Molina.

Los Molina pasaron a tener otras dos que producen únicamente para los balnearios de la Costa Atlántica. “Una chipería la manejamos en Pinamar y la otra en Mar Chiquita. Con la segunda distribuimos a otros balnearios como Mar de Ajó, San Bernardo o San Clemente”, explicó Diego.

Para lograr ser distinguidos entre todos los vendedores de chipa, Diego y sus compañeros decidieron colocar el logo SIN TACC, advirtiendo que el producto que ofrecen no tiene gluten.

“Todos los días me levanto y voy hasta la bajada de playa del golf. De ahí camino ida y vuelta hasta el muelle. Arranco a las 10 y suelo terminar a las 18 o 19. Diariamente la fábrica de Pinamar prepara 1.500 chipas ”, aseguró.

Déjanos un comentario