/Talento nacional a la conquista de Europa

Talento nacional a la conquista de Europa

Existe un refrán de origen bíblico que dice que “nadie es profeta en su tierra”. Esto se aplica a la perfección a la vida de Nucho Duarte, un joven paraguayo que actualmente está causando furor con sus composiciones originales en Suiza, donde reside hace 29 años. “El tereré” se denomina el tema que le permitió llegar a todo Europa y parte de Sudamérica.

Nucho Duarte proviene de una familia de músicos. Su padre, Emilio Duarte, es arpista y guitarrista; su madre, Lila Inés, es cantante y profesora. También tiene una hermana, Gladys Elizabeth, quien en 1993 dejó el elenco musical luego de contraer matrimonio, y otra hermana, Alberta Liduvina, que actualmente vive en Paraguay.

El artista cuenta que comenzó a incursionar en el mundo de la música a los 6 años de la mano de sus padres, quienes tuvieron la oportunidad de realizar una gira por Brasil. Durante ese lapso, Nucho aprendió a ejecutar varios instrumentos como la guitarra, el bajo eléctrico, la batería, el acordeón, el teclado y el arpa.

Pero a esta pasión se sumaba otra, el fútbol. De allí que entre los años 1996 y 1998, pasó por los clubes, Cerro, Olimpia, Libertad, Club Atlético Juventud de Loma Pyta y finalmente fue arquero de la selección paraguaya Sub 18. Este entusiasmo le duró poco tiempo porque se dio cuenta de que quería volver a su primer amor: la música. Y así lo hizo.

“En 1989, trabajando en familia en el Hotel Condovac de San Bernardino, se acercó a nosotros un alemán que se encontraba vacacionando en el lugar. Él era dueño de una pequeña cadena de hoteles y restaurantes en Múnich, Alemania y como le había gustado nuestro repertorio ese mismo día les propuso a mis padres ir a hacer música en Alemania, en sus restaurantes. Mis padres aceptaron y nos fuimos”, relató.

Seguidamente explicó que cuando terminó el contrato en Alemania, fueron a Suiza en 1990, gracias a otros contactos y, a partir de ese entonces, no pararon. Hoy día, Nucho lleva 29 años viviendo en Suiza y, sus padres, 11 años en Málaga, España, todos siempre dedicándose como fuente principal al noble arte de la música y compartiendo otras actividades de forma paralela.

“Entre el 2005 y 2013, una nueva oportunidad tocó a mi puerta”, confesó Nucho quien llegó a ser representante de futbolistas para una empresa en Suiza llamada Footuro Player’s. También, entre el 2016 y el 2018 trabajó como representante de una marca de atuendos deportivos especializada en la fabricación de guantes para arqueros. “En compañía del ex arquero Derlis Gómez, metimos la marca de guantes RG a Paraguay, utilizada hoy por los arqueros Daniel Azcona (Olimpia) y Gerardo Ortiz (Sol de América)”, refirió.

Sin embargo, pese a que todo parecía ir viento en popa, Nucho tomó nuevamente la decisión de regresar de forma definitiva a la música profesional, pero esta vez con un estilo musical enfocado en el reggaetón y pop latino. De hecho, mencionó que apunta a llevar a cabo grandes proyectos internacionales.

En junio del año pasado, encontrando inspiración en nuestra bebida tradicional, el tereré compuso una canción, que sorprendentemente en un par de días comenzó a sonar a nivel mundial, identificando a aquellos paraguayos que están lejos de casa.
“Hoy día yo mismo hago mis propias producciones musicales y visuales dirigiendo todo, de A a la Z”, concluyó.

 

Déjanos un comentario